“Él buscaba la mejor manera para enseñarles a los chicos”

“Él buscaba la mejor manera para enseñarles a los chicos”

Estela Benítez es estudiante del último año de magisterio en el ISFD N° 83 de San Francisco Solano. Conoció la obra de Luis Iglesias por un trabajo de investigación que realizó a pedido de la profesora Elva Blanco. Las ganas de conocer más sobre la obra de Iglesias la llevó – junto a sus compañeros - hasta el Maestro en persona, con quien pudieron conversar sobre su experiencia en la Escuela rural N°11 y reflexionar acerca de la vocación por la docencia.
   

¿Cómo conociste al Maestro Iglesias?

A través de un trabajo que nos encargó la profesora Elva Blanco que consistía en investigar por grupos la actividad pedagógica de distintos autores: Luis Iglesias, Jesualdo, las hermanas Cossetini, Freire. A mi grupo le entregó el libro “Diario de ruta” (Luis F. Iglesias), que empezamos a pasarnos entre todos para poder leer. Luego empezamos a buscar más datos sobre Iglesias por Internet y nos dieron ganas de conocerlo cada vez un poquito más. Visitamos su escuela y fuimos a visitarlo a su casa. Nos recibió muy bien y nos aconsejó especialmente sobre nuestra formación. Nos dijo que seamos “Maestras”, con mayúscula, que seamos maestros de alma, de vocación. También nos mandó a leer mucho, porque un maestro que no lee, no funciona.

¿En qué consiste el trabajo que escribieron?

El trabajo da cuenta de la actividad pedagógica del Maestro, sobre cómo llevó a la práctica todo lo que él estudió, cómo tenía en cuenta y se interesaba por conocer el contexto de los chicos que tenía a cargo en la escuela.

¿Cuál fue el motivo por el cual te interesó profundizar en la investigación hasta llegar a conocer al Maestro?

En principio, a mí me movió porque soy de Misiones y empecé la primaria en una escuela rural, entonces sé más o menos cómo es la vida en una escuelita rural y lo importante que es tener en cuenta lo que traen los chicos, para ir incorporando a partir de ahí los nuevos conocimientos. Y eso hacía él: buscar la mejor manera para enseñarles a los chicos, armando Guiones didácticos, por ejemplo. Eso me pareció buenísimo. Algo que me gustó y que pienso implementar ahora durante la residencia es el Cuaderno de pensamiento propio. Otra cosa para rescatar es la alegría de lo chicos: no se sentían obligados a ir a la escuela, les gustaba estar ahí porque él lo hacía todo muy alegre, muy dinámico, creativo, hacía que la escuela fuera un lugar donde se sintieran bien. También me gusta que contaba con los chicos más grandes, que estaban más preparados, para que ayudaran a los más chiquitos. Pienso que es un buen recurso, porque en un grado siempre los alumnos tienen tiempos distintos.

¿Qué es lo fundamental en los recursos que él creó?

Que estimulan a que los chicos expresen lo que sienten, lo que desean, a lo que aspiran, en medio de la situación que viven. Mis alumnos viven en medio de mucha pobreza, muchas necesidades, mucha violencia. Por esto, en la escuela donde estoy haciendo la residencia, durante el mes que tengo a cargo a los chicos pienso incorporar los Cuadernos de pensamiento propio.

¿Qué es lo que más te atrapó de su literatura?

En “Diarios de ruta” vas leyendo y te vas metiendo en la vida de él en la escuelita: cómo era el día a día. Te cuenta qué ocurría en los días de lluvia, días de sol, cómo llevaba adelante el día a día con los nenes, desde lo humano, desde las frustraciones, cuando algún chico dejaba la escuela. Este libro te mete en la vida de él con sus chicos. Además, te atrapa la manera en que escribe, querés seguir sabiendo qué pasa, cómo sigue esta historia.

¿Qué te aportó este libro a tu formación?

“Diarios de ruta” es como más real, te va plasmando la vida de él. Te dice que si la escuela es aburrida no sirve, no podés darle al chico algo tedioso, porque termina odiando la escuela, por eso el Maestro trataba de ser creativo, dinámico, que hubiera un espíritu de colaboración, todos aprendían y aportaban algo, como hacía en el museo: los chicos iban investigando sobre lo que ellos mismos traían.

¿La pedagogía de Iglesias es vigente?

Para mí es vigente y sería bueno que se pueda llevar a cabo todo esto. Yo pienso implementarla. A mí me gustaría que en otras materias también se pudiera rescatar la pedagogía del Maestro Iglesias, por ejemplo en Didáctica. Y me parece importante rescatar al Maestro que es nuestro. Un día capaz que le hacen un monumento, pero por qué no rescatarlo ahora.

Como futura maestra ¿Cuál es la mayor enseñanza que te deja la obra de Luis Iglesias?

Entregarse como él a la vocación. Cuando lo mandaron a la escuelita rural pensaron que le hacían un mal y terminaron haciendo un bien a él y a mucha gente.

Entrevista realizada a fines de 2009

Lucía Turco